Luis Carlos Vélez anunció que deja Facebook e invita a todos a hacer lo mismo

El director de La FM y columnista en El Espectador expone las cinco principales razones por las que tomó esta decisión, que plantean en sí, un verdadero reto ético y periodístico.

Precisamente, Luis Carlos Vélez comunicó su decisión e invitación, en su columna de este Lunes en el diario El Espectador, y jocosamente afirma que ese va a ser su regalo de Navidad, que no es inconveniente, sino un producto de ya varios meses de reflexión. Pero hay mucho más de fondo.

“No ha sido fácil, en realidad ha sido algo progresivo, pero esta semana recibí el empujón que necesitaba y tal vez sea el mismo que usted necesite”, dice, y aclara lo que ha hecho lentamente. “Primero, abandonando mi perfil público, y ahora procederé a hacer lo mismo con mi perfil privado”.

Pero, ¿Por qué? Inicialmente se podría decir que la decisión personal de un periodista en sí, no debería ser noticia. No obstante, esta decisión comienza a coger fuerza cuando se considera que Facebook está tan entronizada en la vida de las personas, que para millones de ellas resulta algo imposible si quiera considerar el hecho de dejar la red social.

Pero la idea que pone en justas proporciones la decisión de Luis Carlos Vélez, es el hecho de que el periodismo mundial debe bastante de su cobertura y difusión a Facebook. Pues se sustentan en esta red. Es en este contexto en que las razones de Vélez terminan teniendo un verdadero reto y motivo de reflexión, especialmente para los periodistas.

“Tengo que ser consecuente”, advierte, y asegura que, como periodista, no puede ser parte “de la plataforma más grande de distribución de noticias falsas del mundo”, y descalifica la terrible “permisividad” de Facebook, en donde “la publicación de mentiras es algo cuyos efectos aún nos hace falta comprender”.

Asegura que tampoco puede “convivir” más con una plataforma que vende su información al mejor postor, y termina convirtiendo sus datos personales en “mercancía”.

Pero Luis Carlos Vélez va más allá y sigue extendiendo sus reparos a Facebook hasta los terrenos de la economía nacional e incluso los del ámbito fiscal: “No puedo ser cómplice de un ambiente que vive de alimentarse de mi trabajo y el de mis colegas sin retribuirnos y que al mismo tiempo destruye financieramente a las empresas que nos emplean y además no paga impuestos en mi país”.

“No puedo ser cómplice de un ambiente que vive de alimentarse de mi trabajo y el de mis colegas sin retribuirnos y que al mismo tiempo destruye financieramente a las empresas que nos emplean y además no paga impuestos en mi país”.

Añade que por ahora continuará usando en Twitter e Instagram, “aunque les tengo que confesar que cada vez más me afectan tantas mentiras, insultos y ataques coordinados. No son lugares sanos para crecer como persona y mucho menos para mantener una conversación civilizada con alguien que quiera invitar a la reflexión de un tema en el que tal vez no coincidamos”.

FUENTES CONSULTADAS: *EL ESPECTADOR

VIDEO DESTACADO:

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Loading…

0

Deja tu comentario

0 comentarios

Esta es la razón por la que Cristina Hurtado no va a volverá a RCN

[VIDEO] La triste reacción de un perro al darse cuenta que lo iban a abandonar