in

Empresarias piden de rodillas a dueño del Boyacá Chicó que les pague el dinero que les debe

Las emprendedoras aseveran que el líder del plantel deportivo lleva diez meses infringiendo los plazos de pago acordados.

El club de futbol profesional colombiano Boyacá Chicó, prosigue estando en el ojo del huracán por las acciones y declaraciones hechas por su primordial accionista, el empresario Eduardo Pimentel, quien fue acusado por un conjunto de empresarias de estar en mora por veinticinco millones de pesos y mostrando poca voluntad de estimar abonar.

Según las declaraciones hechas por las mujeres, el líder del club de futbol las contrató para elaborar toda la línea deportiva del club para el dos mil veinte, cuyo costo dio un total de veinticinco millones de pesos, de los que, hasta el sol de el día de hoy, no han visto un solo peso.

Ante la situación que encaran, las mujeres decidieron asistir hasta las afueras del estadio La Independencia donde juega el equipo, y bloquear el autobus del Boyacá Chicó como forma de queja, frente al incumplimiento del pago que amenaza con terminar su empresa.

Según contó Diana Rojas, una de las representantes de la compañía Cuality Sports, el funcionario Pimentel se ha negado a abonar los veinticinco millones que debe desde hace diez meses, tomando actitudes groseras con las trabajadoras, al paso que hace gala de ser una persona pudiente en redes sociales con sus comentarios.

“Solo vienen a hurtar a la gente franca. El señor Pimentel se la pasa insultandonos y diciéndonos que eso le pasa por contratar colombianos de media. No obstante, nos solicita plazos para abonar por el hecho de que, según él, no tiene plata”, comentó la empresaria.

Adicionalmente, Rojas explicó los efectos que ha ocasionado la deuda que Pimentel les ha generado, al punto de tener que despedir a múltiples de sus empleadas por la carencia de ingresos, como tener que sacar un préstamo para poder seguir con las operaciones de la compañía y no quedar en la quiebra.

Fuente: ABCPolítica

Juan Diego Alvira afirma estar siendo amenazado de muerte

Gustavo Bolívar estrena espacio de opinión en Semana y se la dedica al exsenador Álvaro Uribe