in

Empresarios del país se han mostrado en contra de propuesta hecha por Uribe

El campo empresarial ha manifestado su preocupación por un proyecto, presentado en su instante por el expresidente, que podría afectar las finanzas de muchas empresas.

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) expresó su malestar por el proyecto de ley que cursa trámite en el Congreso de la República, que busca reducir la jornada de trabajo de cuarenta y ocho a cuarenta horas semanales, algo que, a pesar de las buenas creencias que se han difundido en los últimos meses, sobre las ventajas a la calidad de vida de los trabajadores, estaría siendo una carga económica notable para los empleadores, singularmente quienes tienen planes de expandir sus negocios.

La iniciativa, que la semana pasada recibió el aval del Congreso tras su segundo discute, ha sido con fuerza criticada por el campo empresarial, el que asevera que la aplicación de la medida no contribuye en nada a la creación de empleo en el país y que al contrario retrasa a muchas empresas y también inversores en poder acrecentar sus empleados, teniendo presente el costo y la cantidad de personas a las que deberán recurrir.

Incluso la Andi estima que la aprobación del proyecto que primordialmente busca reducir la carga laboral de cuarenta y ocho a cuarenta horas, acabará ocasionando un encarecimiento de la mano de obra en el país, con lo que la competitividad de Colombia como país atrayente al campo inversor va a caer en frente de otros países con condiciones más favoreces.

Ante ese panorama, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, comentó a medios nacionales que se pierde el rumbo de las necesidades del país y de qué manera conseguir una reactivación económica eficaz, resaltando la necesidad de reducir el desempleo, y que, conforme las valoraciones hechas por sus analistas, va a ser algo que no se conseguirá si el proyecto de reducción de horario a los trabajadores es aplicado como fue anunciado.

Ahondando más en el posible impacto que puede producir la medida, Mac Master explicó de qué manera la reducción de la jornada de trabajo afectará de diferentes formas a los diferentes campos productivos, siendo los más perjudicados negocios como el comercio, restaurant, bares y establecimientos de peculiaridades afines, los que manejan horarios diferentes a las cargas de un oficinista.

“Esto, escalado a los seis con dos millones de empleados que trabajan más de cuarenta horas, significaría un costo anual de $26,9 billones para la economía, esto es, un impacto de cerca del dos con siete% del Producto Interior Bruto de 2019”, resaltó Mac Master, agregando que el costo que deberá cubrir cada empresa al encarar las ocho horas que se dejarían de trabajar por semana serían $85.309.

Fuente: ABCPolítica

El sonado testamento de Maradona: por qué fue anulado y a quién afectó

Ministro de Hacienda asegura que la reducción de salarios es una propuesta “adecuada para el momento”