in

Presidente Duque genera división tras negar vacunas contra el Covid-19 a venezolanos indocumentados

El jefe de Estado fue claro en el plan de vacunación contra la pandemia, y de qué forma este no cubrirá a la población venezolana indocumentada, produciendo encomios y críticas.

Mientras el país trata de superar los últimos días del año con medidas para eludir la propagación de la pandemia, todos y cada uno de los ojos están sobre el presidente Iván Duque y el plan de vacunación contra el mortal virus, de lo que se aseveró que su etapa de prueba se realizará en el mes de enero y, si el desarrollo de toda la logística es buena, para el mes de febrero arrancaría la vacunación para toda la población.

No obstante, con respecto al tema de los venezolanos, el jefe de Estado fue claro al instante de aseverar que las vacunas que van a llegar al país no van a ser distribuídas entre venezolanos que continúen indocumentados, creando una división marcada entre la opinión pública con respecto al tema, puesto que bastantes personas apoyan el pensamiento del presidente mientras que otros consideran la medida como una muestra de xenofobia contra el pueblo venezolano.

«Quienes no tengan ahora la acreditación de ser ciudadanos colombianos, y que no tengan regulada su situación migratoria, como es natural que no», comentó Duque con respecto a la aplicación de la vacuna a los ciudadanos del vecino país.

El razonamiento expuesto por el líder para no incluir a los indocumentados en la etapa de vacunación se da por su situación legal, estimando que si una persona que no cuenta con su papeleo en orden es favorecida se acabará creando una “estampida” a fin de que todo el planeta cruce la frontera y sea atendido en Colombia.

Las declaraciones de Duque han sido con fuerza criticadas por miles y miles de colombianos en redes sociales, comentando el presunto trato impropio que se le estaría dando al pueblo vecino, entre otros muchos razonamientos. En esa línea, una de las críticas más sonadas vino por la parte del exministro de Salud, Alejandro Gaviria, considerando la medida como poco pertinente desde múltiples puntos tanto médicos como morales.

«No vacunar a los venezolanos es una mala idea desde determinado punto de vista epidemiológico. Mas es sobre todo una propuesta antiética: excluye a los más frágiles y discrimina de forma prácticamente amenazante contra un conjunto de personas por su nacionalidad y estatus migratorio», apuntó el exministro.

Fuente: ABCPolítica

Alicia Arango fue nombrada como nueva embajadora de Colombia ante la ONU

‘No podíamos hacer nada porque el policía tenía la puerta’: Familia de joven que recibió disparo en la pierna